sofia-belenguer-1

Cómo transformar una idea en una empresa de éxito como MyRealFood

09/12/2020 | Sofía Belenguer

Soy Sofía Belenguer Hernández, CEO y cofundadora de MyRealFood, una aplicación móvil de escaneo de alimentos que permite conocer la calidad nutricional de los productos a partir de la lectura de los códigos de barras. En la actualidad, contamos con más de un millón y medio de “Realfooders’ y una valoración de 4,7 sobre 5 por parte de los usuarios. ¿Cómo conseguimos transformar una idea en una empresa de éxito? 

Dar respuesta a una necesidad real

En mi opinión, la clave a la hora de emprender es contar con un proyecto de negocio que dé respuesta a un problema real. De hecho, la principal causa de fracaso de las startups se debe a que no atienden a una necesidad real de los consumidores, según muestra la investigación The Top 20 Reasons Startups Fail, realizada por CB Insights en 2019. 

En el caso de MyRealFood, la idea surgió como resultado de una necesidad propia. Hace un año, decidí cambiar mi alimentación y empezar a comer de forma más saludable. Igual que yo, mucha más gente está tomando esta decisión en los últimos tiempos. De hecho, más de la mitad de los ciudadanos de todo el mundo (el 65% en el caso de España) están preocupados por llevar una vida sana y el 43% de los consumidores lee las etiquetas o la información nutricional de los productos que compra, según el informe WIN World Survey 2019, elaborado por el Instituto DYM y WIN Internacional.

sofia-belenguer-1

 

El poder de construir sinergias

Cuando decidí hacer este cambio, yo era abogada de profesión y no tenía mucha idea de nutrición. ¿Cómo iba a poder identificar si un producto era o no sano? Y aquí entraron en juego las sinergias: empecé a seguir en Instagram a Carlos Ríos, un dietista-nutricionista que hacía contenido en redes sociales para informar a la gente sobre si un alimento era comida real, buen procesado o ultraprocesado. 

Esta información me servía a mí y a sus cientos de miles de seguidores para poder hacer elecciones de compra más saludables. ¿Por qué no aprovechar estos conocimientos y desarrollar una app que, al escanear el código de barras de un producto, te diera esos datos? Este es el origen de MyRealFood. 

Buscar apoyo para transformar una idea en una empresa de éxito

Ahora bien, conforme nuestro proyecto iba cogiendo forma, también nos íbamos percatando de las dificultades y obstáculos que supone ponerlo en práctica. Por eso es muy recomendable buscar ayuda externa para adquirir las habilidades y conocimientos que necesitas como emprendedor para transformar una idea en una empresa de éxito. 

En nuestro caso, llegado ese momento de expansión, decidí apuntarme junto a Toni Mancha al programa Explorer, dentro del Explorer Space de la Universitat Pompeu Fabra. Explorer es un programa de emprendimiento, impulsado por Santander X, que permite a jóvenes españoles de entre 18 y 31 años trabajar sobre una idea o proyecto y transformarlo en una solución que contribuya a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

Gracias al apoyo que recibimos durante las semanas de formación, más todo el trabajo que llevamos a cabo durante y después de nuestra participación en Explorer, conseguimos convertir una idea en una app real y económicamente sostenible. 

Dedicamos meses a la ideación y prototipado del producto, momento en el que entró David Vicente y, al final, salimos  ganadores del Explorer Space, lo que nos permitió viajar a Silicon Valley, y fuimos también los terceros a nivel global.

La especialización, una ventaja para los emprendedores

En MyRealFood, además de atender a una necesidad real del consumidor, contamos con la ventaja que supone dirigirse a un público específico bien definido. Construir un producto para una comunidad pequeña y especializada tiene muchas ventajas, entre ellas, que puedes cocrear el producto y sus funcionalidades junto con la comunidad y conocer sus necesidades de cerca, alineando estas demandas con la propuesta de valor de la startup. Como dijo Henry Ford: “si le hubiera preguntado a la gente, me habrían pedido caballos más rápidos”.

Eso sí, gracias a Explorer, también aprendimos a descubrir nuestros límites y comprender hasta dónde llegaba el potencial de nuestra idea de negocio. En nuestro caso, construimos la app con la comunidad de “Realfooders” en redes sociales, pero el hecho de que la comunidad cada día crezca más y que surjan ideas parecidas en otros países demuestra que es un problema global con un público objetivo mucho mayor del que inicialmente pensamos. Por eso, te recomiendo que te asegures de que tu idea no sea demasiado pequeña, para así disponer de margen de crecimiento

sofia-belenguer-2

 

Adaptación continua a los cambios del mercado

A través de nuestra participación en Explorer, también pudimos comprender el contexto de cambio en el que nos movemos hoy día. Esto nos permitió entender las nuevas necesidades de los clientes potenciales que iban apareciendo y aportar un valor añadido a MyRealFood

Por ejemplo, debido a la falta de información sobre si un producto es saludable o no, decidimos desarrollar el escáner nutricional; pero otra demanda de nuestra  comunidad era cómo cocinar y combinar esos alimentos, lo que nos llevó al desarrollo de una base de datos de recetas generadas por los mismos usuarios. Además, los “Realfooders” necesitan motivación para construir un estilo de vida más saludable, así que optamos por desarrollar también una comunidad en la que los participantes comparten sus experiencias. 

Seguro que estas no eran las únicas funcionalidades para solucionar los problemas de los usuarios, pero sí las que creímos que tenía sentido desarrollar para lanzar la aplicación con nuestra misión de empresa: hacer que comer saludable sea más fácil que no hacerlo.

Agilidad, un básico en tiempos de incertidumbre

Al principio, no sabes qué uso le va a dar el usuario exactamente a tu producto, ni si este va a ser el mismo a lo largo del tiempo. Que se lo digan a la marca Kleenex, por ejemplo, que fue inventada para servir como toallitas limpiadoras para el maquillaje, y  hoy este producto es usado como pañuelo desechable. Por tanto, lanza rápido tu idea para aprender lo antes posible.

Ahora bien, rápido no es sinónimo de mínimo, y es que en MyRealFood huimos de la tendencia actual del Minimum viable product (MVP) y decidimos centrarnos en un Mínimo Lovable Product (MLP), es decir, una versión de la idea que los usuarios no solo puedan utilizar, sino que adorar desde el principio. Teníamos que “enamorar” para atraer a toda una comunidad que ya estaba acostumbrada a disponer del contenido en Instagram.

De este modo, la app de MyRealFood la desarrollamos íntegramente en los meses que duró el programa Explorer. Cuando la sacamos al mercado nos dimos cuenta de que la gente se interesa inicialmente por el servicio de escáner de productos, que es lo que hace viral la aplicación. Sin embargo, los usuarios se quedan por el resto de funcionalidades, lo que es un factor a tener en cuenta, porque una de nuestras ventajas competitivas es el efecto red (cuantos más usuarios comparten contenido o recetas, mayor es el valor de estas funcionalidades). 

Si sigues estas pautas de emprendimiento igual como pude hacerlo yo, estoy segura de que podrás transformar tu idea o proyecto en una empresa de éxito, pues el mercado es muy amplio y siempre está ávido de nuevos proyectos, especialmente si estos mejoran el mundo

Así que si tienes entre 18 y 31 años y te gustaría poner en marcha un proyecto como MyRealFood que resuelva problemas y retos globales, te recomiendo unirte al programa Explorer powered by Santander X. Durante 12 semanas, trabajarás sobre tu idea transformándola en una solución que contribuya a lograr los ODS 2030. ¡Inscríbete y convierte tu idea en realidad!

sofia-belenguer

"Todo empezó con un problema que encontró la solución en redes sociales".