objetivos-smart

Identifica tus objetivos SMART y ¡emprende tu propio futuro!

09/12/2020 | Santander X

El mercado laboral mundial está pasando por momentos difíciles tras las crisis de los últimos años. Nos encontramos en un escenario de incertidumbre laboral que afecta a la sociedad en general y que sigue en aumento. En este contexto, algunas personas optan por explorar nuevas opciones y emprender con un proyecto propio

Si quieres dar este paso, lo primero es aprender a identificar cuáles son los objetivos SMART para tu proyecto y cómo ponerlos en marcha. Con el programa Explorer, puedes conocerlos y dar el primer paso para alcanzar tus objetivos.

objetivos-smart-1

 

¿Qué son los objetivos SMART?

Los objetivos SMART deben su nombre al acrónimo del inglés conformado por los términos specific (específico), measurable (medible), achievable (alcanzable), relevant (relevante) y timely (temporal).

A través de estos elementos puedes fomentar la productividad de tu negocio, ya que, al concretarlos, marcas la diferencia entre la intención de alcanzar tus objetivos y conseguirlos realmente.

La productividad es la clave para que cualquier empresa o proyecto avance, se desarrolle y alcance el éxito. Y para ello es esencial pensar, definir y establecer claramente cuáles son los objetivos que quieres conseguir con cada paso que das.

Pensar de manera inteligente cómo plantearlos, cómo enfocarlos y cómo desarrollarlos es lo que marcará la diferencia. El sistema más práctico y eficaz consiste en partir de datos concretos y reales, definir trayectorias asumibles y medibles y conservar un margen de acción para poder corregirlos y modificarlos si es necesario.

Características de los objetivos SMART

Los objetivos SMART requieren de un conocimiento claro sobre cómo es tu proyecto o empresa y cuál es el objetivo final que quieres alcanzar. Te permiten marcar pequeñas metas que te ayuden a analizar si avanzas como realmente quieres, si trabajas correctamente en ese sentido y si tus esfuerzos están logrando los resultados esperados.

Los objetivos SMART engloban todas las características que debe tener cada meta que te propongas. Estos son:

  • Específico. Tus metas deben tener un objetivo específico. Es decir, debes analizar y entender claramente qué es lo que esperas conseguir al finalizar cada paso. 

  • Medible. Los avances que vayas logrando deben poder ser medibles y, para ello, necesitas herramientas concretas que faciliten medir la eficiencia de tus acciones, ya sea a través de KPI o de softwares.

  • Factible. Cada paso que des debe quedar bien asentado para poder construir la estructura de tu proyecto sobre bases sólidas. Para ello, cada meta debe estar en concordancia con los medios de los que dispones.  Marcar metas en las que los objetivos SMART sean alcanzables es la mejor manera de estabilizarte con seguridad e inteligencia. 

  • Realista. Un objetivo realista debe ir en concordancia con el potencial del que dispones en cada momento y en cada situación en la que se encuentre tu empresa o proyecto. Además, es el mejor método para conseguir afianzar tu seguridad y ver cómo vas logrando lo que te propones. Si, por el contrario, no defines un objetivo realista, es probable que las sensaciones negativas disminuyan tu productividad y acabes por no avanzar adecuadamente. 

  • Temporal. Todos los objetivos SMART deben ser temporales, es decir, limitados en un periodo de tiempo concreto. De este modo, podrás analizar si el proceso que has llevado a cabo durante ese margen de tiempo ha sido el adecuado o, por el contrario, es necesario hacer modificaciones y adaptarse a una nueva realidad. Marcar un margen de acción es lo que te ayudará a entender claramente cómo se está desarrollando tu meta. 

¿Cómo crear tus propios objetivos SMART?

Una vez expuestas las características de los objetivos SMART, llega el momento de ponerlas en práctica para poder establecer cada una de las metas de tu proyecto.  Los pasos que debes seguir son los siguientes: 

  • Definir con claridad y precisión en qué consiste tu proyecto. Conseguir el éxito no sería un objetivo SMART, pero sí lo sería, por ejemplo, conseguir aumentar un 5% la facturación en un plazo de 6 meses.

  • Llevar a cabo un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades). Con los resultados que obtengas podrás hacerte una idea de cuál es tu situación interna, tus debilidades y fortalezas. Igualmente, podrás analizar tu situación externa, las amenazas y oportunidades de tu alrededor. Una vez obtenidos los resultados podrás establecer tus metas con mayor precisión y conocimiento. 

  • Asignar los KPI (key performance indicators) que mejor se adapten a tu proyecto. Los indicadores KPI son recursos indispensables para valorar la efectividad de las acciones que realices. Con ellos, podrás medir con exactitud tu desempeño y sintetizar toda la información para establecer la eficacia y productividad conseguidas. Son un recurso realmente eficaz que aporta una visión clara de tus logros y avances y que permite, si es necesario, corregirlas a tiempo.

objetivos-smart-2

 

Ventajas de los objetivos SMART

Aplicar los objetivos SMART a un proyecto conlleva múltiples ventajas para cualquier emprendedor que quiera lograr sus metas. Las principales son:

  • Optimización de tiempo, recursos y esfuerzos dedicados.

  • Claridad y entendimiento de los objetivos marcados.

  • Organización de todas las acciones planteadas.

  • Conocimiento específico de cuáles son los avances, errores o modificaciones que deben llevarse a cabo.

¿Cómo poner en práctica los objetivos SMART?

El primer paso para poner en práctica los objetivos SMART es tener un proyecto, muchas ganas, ilusión y motivación para alcanzar tus metas. Y, con todo ello, ir definiendo tus objetivos en función de las necesidades que plantee tu proyecto.

El programa Explorer puede guiarte en tu camino hacia el emprendimiento y orientarte sobre los objetivos SMART, además de facilitarte los conocimientos y habilidades necesarios para desarrollar tu proyecto. Si tienes en mente un proyecto que pueda ayudar a resolver problemas globales y a alcanzar los ODS 2030, durante 12 semanas podrás trabajar directamente sobre tu idea para convertirla en una realidad.

¿Tienes entre 18 y 31 años y quieres emprender con un proyecto que resuelva problemas globales? ¡Únete al programa Explorer powered by Santander X y desarrolla tu proyecto de futuro!