sostenibilidad-transicion-verde

Rediseñar la construcción con materiales sostenibles

23/04/2021 | Santander X

La transición a una economía circular es un imperativo medioambiental y el sector de la construcción no es ajeno a esta tendencia. La preocupación por el medioambiente ha llevado a la búsqueda de una arquitectura con un mínimo impacto medioambiental.

El objetivo que se busca conseguir con este tipo de arquitectura es optimizar los recursos naturales para minimizar el impacto ambiental que implica la construcción. Por ello, se fomentan e incorporan materiales sostenibles y de proximidad para evitar la contaminación que supondría su transporte, y se promueve el uso de tecnología que permita la eficiencia energética. 

En este artículo aprenderás cuáles son las características y los materiales de construcción más empleados en arquitectura sostenible.

La arquitectura sostenible

Para que la arquitectura sea respetuosa con el medioambiente se debe abordar su planificación, construcción y mantenimiento desde distintos aspectos:

    Ubicación: en primer lugar, es importante realizar un estudio del clima y del entorno donde va a estar ubicada una construcción para elegir los materiales y el diseño que más convengan.

    Proceso de construcción:  la  reducción del consumo de energía, su eficiencia durante la construcción y la implantación de fuentes de energía renovable son clave para un consumo de energía bajo y para controlar las emisiones de CO2.

    Materiales: deben ser materiales sostenibles y respetuosos con el entorno para reducir la huella ambiental. Incluso se pueden fabricar nuevos materiales a partir de los residuos generados por la propia fabricación de estos materiales.

Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Con el objetivo de reducir el impacto de la actividad humana sobre el planeta, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) establece 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con el fin de “poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030”. 

Entre los 17 ODS, se encuentra el número 11, denominado “Ciudades y comunidades sostenibles”, y es en este objetivo donde se pueden enmarcar las construcciones ecológicas, bioclimáticas y energéticamente eficientes.

Hay varias instituciones que pueden certificar que un edificio se ha construido con estándares ecológicos y que, en algunos casos, llegan a ser autosuficientes desde el punto de vista energético. 

Algunas de las más conocidas son BREEAM, de Building Research Establishment (BRE); LEDD, creado en 1993 por el US Green Building Council; Passivhaus, validado por el Passivhaus-Institut, surgido de Institut für Wohnen und Umwelt (Instituto de Vivienda y Medio Ambiente), o VERDE (Valoración de Eficiencia de Referencia De Edificios), una certificación desarrollada por el Green Building Council España.

sostenibilidad-transicion-verde

 

Tecnología y tradición

En muchas partes del mundo, las construcciones sostenibles se consiguen gracias a una mezcla de nuevas tecnologías y materiales y la recuperación de las tradiciones de la propia cultura. Es el caso de Hand Over, una empresa social creada por la ingeniera egipcia Radwa Rostom con el objetivo de construir casas y edificios comunitarios resistentes y resilientes mediante prácticas de arquitectura sostenible.

Para llegar a crear proyectos de este tipo, no solo es necesaria una voluntad medioambiental y mucho trabajo, sino también una formación transversal que permita estar al corriente de las últimas tendencias en energías renovables, eficiencia energética y materiales sostenibles.

Materiales sostenibles

Para construir edificios ecofriendly se necesitan materiales sostenibles, es decir, que procedan de la naturaleza, no contaminen y resistan al paso del tiempo. Estos son algunos de ellos:

Paja

La construcción mediante pacas de paja se remonta al siglo XIX. Después de un periodo en desuso, se ha vuelto a recuperar porque presenta algunas ventajas como la sencillez y rapidez de su traslado y montaje, o su gran capacidad de aislamiento térmico. Por tanto, es muy conveniente en territorios con climas extremos.

Bambú

Es un árbol de rápido crecimiento y su madera es flexible y resistente. Se usa especialmente en pilares, cubiertas, techos o revestimientos.

Adobe

El barro se puede mezclar con paja, fibra de coco o estiércol para formar el adobe. Después, se moldean las piezas y se secan al sol. Es un gran aislante térmico y acústico y las construcciones con este material pueden durar cientos de años, como se puede comprobar en muchos pueblos de España, que conservan esta tradicional forma de construcción.

Botellas de plástico

En este caso, el beneficio es doble, ya que no solo se usa como material de construcción, sino que, además, se reutiliza un desecho muy difícil de reciclar y que se está convirtiendo en un terrible problema para los océanos. Funciona muy bien como aislante térmico y acústico y puede soportar bastante peso en muros divisorios y de carga. Asimismo, se ha comprobado que son construcciones resistentes a los terremotos

Cabe mencionar en este apartado el proyecto Plastic Bottle Village, en el que se está construyendo, en Panamá, una aldea entera con botellas de plástico. La idea fue de Robert Bezeau, que se trasladó a Isla de Colón en 1991 para ayudar en la reconstrucción de la ciudad, asolada por un terremoto. Con esta iniciativa, Robert quiere llamar la atención sobre el problema de los microplásticos en los océanos: un grave peligro para los ecosistemas marinos

Vidrio reciclado

Es un material reciclable casi al 100 %, con lo cual es sostenible. Se suele usar en puertas, ventanas y decoración.

Corcho conglomerado

Se trata de un material natural y reciclable que posee propiedades de aislante térmico y acústico. Se puede usar tanto en el interior como en el exterior de una construcción.

Micelio

Son ladrillos formados con microfibras que componen las raíces de los hongos. Se puede usar para levantar tabiques, paneles o placas de aislamiento acústico, entre otros usos.

Pinturas naturales

Una construcción verdaderamente ecológica no puede usar pintura sintética. La alternativa es usar pinturas naturales, que son biodegradables y permiten la transpiración de los materiales.

sostenibilidad-transicion-verde

 

Ciclo de vida de los materiales

A la hora de elegir los materiales para una construcción, no solo hay que tener en cuenta la fase constructiva, sino todo el ciclo de vida de esos materiales:

    Extracción: la tala de árboles en el caso de la madera, la extracción y procesado del petróleo en el caso de los materiales plásticos, el proceso de elaboración de hormigón o del adobe, etc.

    Producción: el material, una vez extraído, se transforma y moldea de acuerdo con las características de la construcción.

    Transporte: cuanto más pesado sea el material, más combustible se necesitará para su transporte y, por ende, más contaminación en el proceso.

    Obra: la colocación del material en la construcción.

    Desechado: los materiales que se pueden reciclar son preferibles a los que se desechan directamente.

Beneficios del uso de materiales sostenibles

Con este enfoque ecológico de la construcción se persigue el ahorro energético, desde la extracción del material hasta su reutilización o su tratamiento como desecho, así como la reducción de materiales no reutilizables en favor de los reciclables para lograr el objetivo de la economía circular.

De este modo, se reducen las emisiones de carbono y se garantiza un mínimo impacto medioambiental.

 

Santander X, una oportunidad para hacer realidad tu proyecto

La plataforma global Santander X ofrece recursos, formación y financiación para apoyar a emprendedores que quieran desarrollar o estén desarrollando proyectos e ideas innovadoras en diferentes áreas. Gracias a estos programas podrás adquirir nuevos conocimientos y habilidades que te ayudarán a impulsar tus proyectos.

Consulta Santander X y encuentra lo que necesitas para alcanzar tus objetivos como emprendedor. ¡Aprovecha la oportunidad e inscríbete!